Día 6. Cante y lluvia

28 de Agosto. Uncastillo – Sádaba – Uncastillo

Este fue un día de doble visita y doble pedalada, pues fuimos de Uncastillo a Sádaba para visitar a Ecotambo y conocer la iniciativa de Pon Aragón en tu Mesa. Y, por la tarde, vuelta a Uncastillo para disfrutar de Raíces Ancestrales. De esta forma teníamos que pedalear 15 kilómetros de ida y 15 más de vuelta.

La primera noche en el albergue se dio muy bien, dormir en cama es un lujo. Nadie se aventuró a dormir fuera para ver las estrellas: el buen ambiente del grupo, los colchones blanditos y evitar la posible lluvia pesaron más.

Así pues, tras una buena noche y un rico desayuno, afrontamos la ida a Sádaba con alegría y entusiasmo. 

No hace falta pues que se comente que efectivamente nos mojamos durante el trayecto, aunque nada demasiado grave. En el ecotamboprimer tramo disfrutamos un chispeo leve y constante, que, por suerte, no caló demasiado. En Sádaba visitamos las instalaciones de Ecotambo, saliendo otros 2 km del pueblo. Allí Adrián nos explicó sus procesos de cultivo ecológico de cereales como arroz y espelta, y procesos de limpieza, selección y molienda;  tienen mucho potencial. Adrián fue súper acogedor y preciso en la información. 

Después de la visita acudimos de nuevo al pueblo, donde descansamos tomando un cafelito con pastas. Aprovechamos este ratito para charlar con Rosa de Pon Aragón en tu Mesa, un proyecto que ayudó a Adrián de Ecotambo y otros tantos proyectos aragoneses, a desarrollarse en sus inicios. Justo antes de partir, almorzamos un delicioso bocadillo de chocolate a palo seco, el denominado “bocata de la abuela”, que nos aportó la energía necesaria para volver a Uncastillo pese a que se preveía de nuevo lluvia. En el último pon aragon en tu mesamomento, además, una de nosotras colgó su botellín de agua en un árbol cercano. Quedó claro que no solo somos hábiles sobre ruedas sino también trepando. 

La vuelta, una maravilla. De nuevo cantando y disfrutando. Ni la intensa lluvia que nos agarró al final hizo que decayeran los ánimos. 

Se nos hizo algo tarde y llegamos al pueblo con un hambre voraz. Poco después de comer tuvimos la suerte de recibir a Azahara de Raíces Ancestrales , que nos acompañó hasta la fuente, un espacio natural, donde reflexionamos sobre las virtudes y carencias que ha tenido nuestra educación hasta ahora. Finalmente, conocimos sus proyectos de aprendizaje con peques y lana, y realizamos un ejercicio sensorial tratando de volver a sentir, desinhibidos, de vuelta a la infancia. ¡Qué potente! Nos dimos cuenta que en el día a día no dejamos espacio para lo más humano, lo primordial: SENTIR

La experiencia terminó en el momento justo, pues empezaba a refrescar. Por el camino, volviendo por el barranco, algunas raices ancestralesrecogimos moras como aperitivo antes de la cena. Después de cenar tuvimos una larga conversación y finalmente un grupito nos quedamos para darnos masajes y relajar la musculatura después de este día tan intenso. Primero, con la estrategia del gusano: todas sentadas en fila una detrás de otra, de forma que todas dieran y recibieran masaje. Conforme íbamos quedando menos se hacía más incómodo hasta que cambiamos de estrategia, terminando por dar masajes por parejas y probando otro tipo de estiramientos. Las últimas nos fuimos a la cama tal vez demasiado tarde, pero desde luego completamente relajadas y con el refuerzo del cariño del grupo, por lo que dormimos de maravilla.

Un día de reir, cantar y sentir que aprovechamos en nuestras pedaladas para añadir un par de estrofas a la canción de la ruta que entre todas estábamos creando:

 

Viajar en bici

Es de lo mejor

Se empieza a pedalear

Frescos como una flor

La policía

Nos recordará

Poner la luz roja

O nos multará

Durante el camino

Hay que tratar

Que los camiones

Hagan su bocina sonar

La bandega de Fgancia

Nos acompañagá 

En el remogque de Fgan

Con Candela detgás

Las energías

De Antonio Ruiz

Nos llevarán

A donde queramos ir

Aunque haga viento 

No nos detendrá

Y a Uncastillo

Llegaremos a presentar

Vendrá la lluvia

El viento no parará

Pero a los Rural Forkers

Nada nos detendrá

Con Mamatila

Vamos a aprender

Que los jabones

Naturales pueden ser

En Ecotambo

Hacen arroz integral

También harinas

Muy ricas al paladar



Más por explorar

3 piedras

Día 10. Último día de pedalada

1 de Septiembre. Ara – Sieso de Jaca Llegamos al noveno día de ruta despertándonos en el espacio de Fundación 3 Piedras.